Hay un antes y un después del Mundial de Rusia para Cristian Pavón. Hay un antes y un después de la cláusula de 50.000.000 de euros. A tal punto que, durante el segundo semestre, el cuerpo técnico de Boca lo habló con él en más de una oportunidad. Porque entre números 7 se entienden.

Mirá también: ¿Qué hizo Boca apenas llegó a Madrid?

Mirá también: “Pavón y Wanchope están perfectos”

Sin embargo, en lo que no hay antes y después para Pavón es en los superclásicos. Ahí es todo después. Porque después de su primera vez contra River, no volvió a tener un Súper así. Fue el 3 de mayo del 2015 (en ese partido previo a los dos de la serie de la Libertadores de ese año), cuando el DT todavía era Arruabarrena: entró cuando faltaban 22 minutos y el marcador estaba 0-0, convirtió un gol y fue figura en el triunfo 2-0 en la Bombonera.

El festejo de su gol en 2015, el único oficial a River.

A partir de ahí, Kichán jugó nueve veces más de manera oficial contra River, todas de titular y, al margen de las flojas calificaciones en las páginas de los diarios, no volvió a convertir un gol. No por nada hay quienes se atreven a decir -un tanto en broma y un tanto en serio- que luego de ese debut superclásico lo mejor que hizo Pavón ante River fue salir a los 27 minutos del partido de ida en la Bombonera, para permitir el ingreso de Darío Benedetto.

El domingo puede intentar saldar su deuda.

El momento en que le tiró el posterior a Pavón

Boca 0 – River 0. Final (Ida). Copa Libertadores 2018. Video: FOX Sports Premium.