Al tomar un artículo en el supermercado, si te fijas en el empaque veras un cuadro, que por lo regular dice “Nutricion facts” o “Información nutricional”. Los datos que allí aparecen aportan información que puede ayudarnos a seleccionar adecuadamente los ingredientes que formarán parte de nuestra dieta y así, repercutirán en nuestra salud y en la de nuestra familia.

Muchas veces, obviamos este paso porque no entendemos todo lo que allí se encuentra. Según la FDA (Food and Drug Administration: Agencia de Alimentos y Medicamentos), agencia del gobierno de los Estados Unidos responsable de la regulación de alimentos, compartimos a continuación algunos datos útiles para aprender a leer e interpretar las etiquetas de los alimentos, aunque cada una varía según las leyes alimentarias de cada país.


1. Tamaño de la porción

La parte superior de la etiqueta de información nutricional indica el tamaño de la porción y la cantidad de porciones por envase. El tamaño de la porción es la clave para el resto de la información contenida en la etiqueta de información nutricional.

Esta sección le muestra cuántas porciones hay en el paquete y de qué tamaño es cada porción. Los tamaños de las porciones se dan en medidas familiares, como “tazas” o “pedazos”. Toda la información nutricional en la etiqueta se basa en una porción del alimento. Con frecuencia, un paquete de alimento contiene más de una porción

La información nutricional sobre los alimentos (como las calorías, el sodio y la fibra) se basa en una porción.

Si come dos porciones de los alimentos, estará comiendo el doble de las calorías y obteniendo dos veces la cantidad de los nutrientes, tanto los buenos como los malos. Si come tres porciones, eso significará tres veces la cantidad de calorías y nutrientes, y así por el estilo.

Esta es la razón por la que es importante conocer el tamaño de las porciones: es la manera de saber con seguridad cuántas calorías y nutrientes está comiendo.

 

2. Cantidad de calorías

Las calorías indicadas equivalen a una porción del alimento. Las “calorías de las grasas” indican cuántas calorías de grasa hay en una porción. El que un producto no contenga grasa no necesariamente significa que no contenga calorías.

3. Porcentaje (%) de valor diario

Esta sección le dice cómo los nutrientes en una porción de alimento contribuyen a su dieta diaria total. Úsela para escoger los alimentos que son altos en los nutrientes que debe comer más y bajos en los nutrientes que debe comer menos.

El % de VD es una guía general para ayudarlo a conectar los nutrientes en una porción de alimento con su contribución a su dieta total diaria. Puede ayudarlo a determinar si un alimento es alto o bajo en un nutriente: 5% o menos es bajo, 20% o más es alto.

Los valores diarios se basan en una dieta de 2.000 calorías. Sin embargo, sus necesidades nutricionales probablemente dependerán de cuán activo es usted físicamente. Hable con su médico para conocer el nivel de calorías que más le beneficiaría a usted.

También puede usar el % de VD para hacer intercambios alimentarios con otros alimentos durante el día.

Ejemplo: Si tiene 20% o más, es alto en ese nutriente. Esto puede ser bueno si es un nutriente como la fibra (un nutriente que debe consumirse en mayores cantidades), pero no tan bueno si es algo como las grasas saturadas (un nutriente que debe consumirse en menores cantidades).

Una vez que se familiarice con el % de VD, podrá usarlo para comparar los alimentos y decidir cuál es la mejor opción para usted. Asegúrese de verificar el contenido de los nutrientes específicos que debe consumir en mayores o menores cantidades.

Usar la información de % de VD también puede ayudarlo a “lograr un balance” durante el día. Por ejemplo: Si de almuerzo se come uno de sus alimentos favoritos alto en sodio, un “nutriente que debe consumir en menores cantidades”, entonces para la cena intentaría escoger alimentos más bajos en sodio.

4. Limite estos nutrientes

Comer demasiada grasa (especialmente grasas saturadas y grasas trans), colesterol o sodio puede aumentar su riesgo de contraer ciertas enfermedades crónicas, como las enfermedades cardiacas, algunos cánceres y la presión arterial alta. Trate de mantener estos nutrientes al nivel más bajo posible todos los días.

Los nutrientes que debe comer MENOS:

Hay otros nutrientes que son importantes, pero que debe consumir en cantidades moderadas. Estos pueden aumentar su riesgo de contraer ciertas enfermedades. Son los siguientes:

grasa total (especialmente las grasas saturadas)

colesterol

sodio

5. Coma bastante de estos nutrientes

Con frecuencia no solemos comer suficiente fibra, vitamina A, vitamina C, calcio y potasio. Estos nutrientes son esenciales para que continúe sintiéndose fuerte y saludable. Comer bastante de estos nutrientes puede mejorar su salud y ayudarlo a reducir el riesgo de contraer ciertas enfermedades.

Los nutrientes que debe comer MÁS: hay algunos nutrientes que son especialmente importantes para su salud. Debe tratar de consumir cantidades adecuadas de ellos todos los días. Son los siguientes:

calcio

fibra

potasio

vitamina A

vitamina C

 

 Fuente:
www.fda.gov