Empleados del club por pedido de efectivos policiales fueron retirados del interior del predio, en la previa de que el plantel dirigido por Guillermo Barros Schelotto emprenda viaja a España para disputar la final de la Copa Libertadores.