“Scola es igual de difícil que (Emanuel) Ginóbili a la hora de pedirle que te confirmen algo con anticipación”, indicó el entrenador del seleccionado argentino.