En medio del aislamiento social por el coronavirus, el 30 de junio será una fecha clave porque se producirán vencimientos en contratos de muchos jugadores, que quedarán automáticamente en libertad de acción.