El capitán y goleador de Barcelona participó del entrenamiento matutino del equipo dirigido por Ernesto Valverde y al mediodía español abordó el avión que puso el club para viajar a Francia, acompañado de su esposa, Antonela Roccuzzo, y dos de sus tres hijos: Thiago y Mateo.