El equipo de Núñez no había logrado nunca antes en el historial una diferencia de 6 a 1 ante Racing de visitante, la más destacada goleada había sido allá por 1962 en la que había vencido a la “Academia” pero solo con diferencia de cuatro goles.