En una carta al gobierno francés fechada este lunes, la relatora de la ONU, Agnes Callamard, pide saber si París recibió algún tipo de garantía de que las penas de muerte contra sus ciudadanos no se ejecutarán.