La cifra corresponde a los últimos datos que maneja la Organización Mundial de la Salud.