Tom Bossert renunció este martes a su cargo, y se suma a la lista de una decena de funcionarios del presidente Donald Trump que abandonaron su cargo desde el comienzo de 2018.