El Cuerpo de los Guardianes de la Revolución, la milicia de élite de Irán, insistió hoy en que “nunca” renunciará a su capacidad militar y los misiles que representan “los principales elementos del poder disuasorio” del país.