“No debe erigirse como un árbitro del debate político, sino promover la libertad de expresión irrestricta”, destacó Mark Zuckerberg este lunes en referencia a la postura de su compañía sobre la circulación de publicidad política basada en falsedades.