Desde el inicio de la pandemia, el Gobierno de la ciudad de Alta Gracia viene trabajando con los distintos sectores que se han visto afectados por las restricciones de la emergencia sanitaria, haciendo un gran esfuerzo económico en virtud de la caída tanto de la coparticipación como de la recaudación propia que ronda al 40%.

El Intendente Marcos Torres y funcionarios municipales vienen manteniendo mesas de diálogo con los empresarios gastronómicos, titulares de guarderías, canchas de fútbol, gimnasios, hoteleros, operadores de viajes, talleristas, transportistas, entre otros, a los que ya se les otorgaron y se están gestionado subsidios, que provienen de las arcas municipales.

Desde el mes de marzo ya se han otorgado más de 6 millones de pesos para tratar de acompañarlos y disponer de ayudas paliativas para hacer frente a una situación, además, se están realizando las gestiones para que los distintos rubros sean incluidos en los subsidios que otorgará la Provincia por montos similares.

Por otra parte, se trabajó desde la Subsecretaría de Comercio, Industria e Ingresos Públicos en la implementación de eximición de impuestos y moratorias, con el claro objetivo de estar siempre cerca de la gente.