Redacción Alta Gracia– El intendente Facundo Torres vetó la ordenanza que fue aprobada el pasado 30 de octubre y que pretendía evitar el nombramiento de familiares en la Administración Pública.

Entre los argumentos, el mandatario local expresa que «al llevar adelante la dirección de una ciudad, provincia o país, se hace necesario contar con personas de suma confianza del gobernante de turno, con la capacidad e idoneidad necesarios, hechos que pueden verse plasmados en la realidad de cualquiera de los tres ámbitos mencionados».

Es por ello que el titular del Ejecutivo, decidió vetar la misma con la firma, además, de su secretario de Gestión Pública Diego Barrientos.

Cabe recordar que el radicalismo reflotó un proyecto que habían presentado a comienzos del 2018.

Se trató de la incorporación del capítulo 4 al Código de Ética de la Municipalidad de Alta Gracia. «Con ello se busca aumentar la transparencia en la institucionalidad de la municipalidad» manifestó el concejal Germán Rodríguez.

La idea fue votada por la minoría radical más el voto disidente de la concejala Daniela Ferrari de Unión por Córdoba -mayoría simple-.

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios