Luis Rubio cumplirá en febrero 20 años como miembro del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Córdoba. También con una experiencia de 27 años como abogado laboralista, el magistrado defendió a la justicia provincial y advirtió sobre el incremento de la confictividad social.

“Hay eficacia en la tramitación de las causas en Córdoba. Es cierto que puede haber demoras, porque yo diría que se ha judicializado la vida social. Lo que antes se resolvía pacíficamente entre ciudadanos, hoy se lleva a Tribunales. Parece una contradicción. Se dice que la gente no confía en los jueces, pero paralelamente es cada vez mayor la cantidad de gente que recurre a la Justicia. Sólo nos falta es que también se judicialice el resultado de un partido de fútbol”, aseguró el magistrado en el programa Voz y Voto, que se emite por Canal C y La Voz.

En este sentido, para Rubio la “desconfianza” que existe en la Justicia, tiene que ver mucho con la justicia federal, sobre todo, los tribunales de Capital Federal.

“No tengo dudas, de que muchas veces la imagen del Poder Judicial se mide por lo que sucede en Comodoro Py (los tribunales federales porteños donde están radicados los juicios por corrupción de funcionarios nacionales). Pero la estructura de la justicia provincial es distinta. Puede haber demoras, por la gran cantidad de juicios, pero hay eficacia”, manifestó Rubio.

El miembro del TSJ también respondió a una habitual crítica del Poder Judicial de Córdoba: su dependencia del Poder Político.

 “Que el poder político tiene injerencia en el Poder Judicial, es uno de los tantos mitos que hay al menos en Córdoba. Somos totalmente independientes, todos los integrantes de la justicia provincial. Estoy orgulloso de ser integrante de esta Justicia. Nunca escuché que el resultado de  un juicio haya salido con influencia política o económica”, expresó contundente el alto magistrado.

El caso Gómez Demmel

Consultado sobre la situación del fiscal General Adjunto, José Gómez Demmel, acusado de haber presionado a una fiscal, el magistrado admitió que este caso puede lesionar al Poder Judicial, pero negó que hubiera una interna en tribunales provinciales.

“No puedo abrir juicio, porque este caso, primero se tiene que resolver a través de un sumario administrativo y la actuación de los magistrados que están interviniendo en esa denuncia. No existe ninguna interna en el Poder Judicial de Córdoba. Puede haber algún funcionario que puede o no, haber actuado correctamente. Puede ser que se lesione la imagen de la Justicia, pero yo voy a cumplir 20 años como miembro del Tribunal Superior y me siendo orgullo del Poder Judicial de la Provincia”, concluyó Rubio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here