Un gesto tan simple como lavarse las manos con agua y jabón es clave
para la salud de las personas, sobre todo de los más pequeños. Los niños
y niñas son especialmente vulnerables a los efectos de la diarrea y de
las infecciones respiratorias, enfermedades que se pueden prevenir
fácilmente y de forma barata con un poco de agua y jabón.

Es importante lavarse las manos correctamente con agua y jabón en
momentos clave del día. Estos momentos clave son: antes de cocinar o
preparar alimentos, antes de comer y después de ir al baño o de limpiar
a un bebé

¿Por qué es importante mantener nuestras manos limpias?

•       Las manos son la principal fuente de transmisión de gérmenes.
•       El lavado de manos con agua y jabón puede prevenirnos de: diarreas,
enfermedades respiratorias (resfríos, gripe, etc.), parásitos
intestinales e infecciones en la piel y ojos.
•       Es la forma de prevención más rápida, eficaz y económica contra
infecciones.
•       Los gérmenes desarrollan mecanismos de defensa pero ninguno supera el
lavado.

www.altagracia.gob.ar