El enorme éxito de ‘Scream’ provocó un breve repunte del slasher, subgénero de terror popularizado en su momento por títulos como ‘La noche de Halloween’ o ‘Viernes 13’. Uno de los aspectos más celebrados de la cinta dirigida por Wes Craven fue su potente inicio, en el cual un temible asesino acechaba a una joven interpretada por Drew Barrymore. Ahora Kevin Williamson, guionista de la película, ha querido explicar cómo se hizo ese mítico comienzo de ‘Scream’.

La película juega mucho con las reglas no escritas del cine de terror y Williamson decidió que lo mejor era jugar con ellas, siguiéndolas al dedillo en ocasiones y desviándose completamente en otros casos para que el espectador no supiera lo que le esperaba. El inicio pertenecía al segundo y para ello resultaba imprescindible contar con una estrella para que su asesinato tuviese el efecto buscado a la muerte de Janet Leigh en ‘Psicosis’. Así explica Williamson cómo acabaron contando con Barrymore para el papel:

[embedded content]

Inicialmente estaba previsto que Drew interpretase a Sidney Prescott y estábamos buscando a una actriz aún más importante para la escena inicial. Por aquel entonces, Alicia Silverstone lo era, acababa de estrenar ‘Clueless (Fuera de onda)’, pero entonces Drew nos dijo: “En realidad solo quiero aparecer en la escena inicial. Es mi parte favorita de la película”. Y eso nos vino genial.

Williamson aclara en su explicación para Vulture que necesitaban que el espectador tuviera una conexión instantánea con ella y que eso fue lo que aportó Barrymore: “Conectas con ella de inmediato y ves el miedo pasando por sus ojos a medida que empieza a sentir nerviosa e incómoda.“. A su vez, destaca el gran uso de la actriz del lenguaje corporal en función de lo que quería transmitir y apunta cómo abordó la situación Barrymore:

Escena Barrymore Scream

Escena Barrymore Scream

Drew tenía claro que no quería ver al hombre detrás de la voz. Lo teníamos en una tienda separada y tuvimos que mantenerle alejado de la vista de Drew. Ella solamente quería escuchar la voz y tener miedo de ella. No quería ponerle cara.

Williamson reconoce la inspiración en el inicio de ‘Llama un extraño’, hasta el punto de que inicialmente el personaje de Barrymore estaba haciendo de canguro. Pronto vieron que eso era innecesario y fueron eliminando otros detalles como que el asesino hacía muchas más preguntas, jugando además con la percepción del público para que pensase que iba a sobrevivir. Además, se alteraron varios detalles de guion en función del escenario que tuvieron a su disposición:

Ghostface

Ghostface

Cambiamos algunas cosas basándonos en la casa y la localización como la forma de salir de ella o cuando mira a la ventana y ve que está mirándola fijamente. Todos esos momentos se hicieron sobre la marcha debido a la casa. Queríamos una casa con ventanas en todas partes. Wes siempre fue un gran defensor de rodar en localizaciones. Quería ver en todo momento las ventanas para que el público viese el peligro o no viera la amenaza que estaba acechando ahí fuera.

En cinco días completaron el rodaje del inicio y el resto ya es historia.