El diario Hürriyet publicó fotografías que muestran al actor delante del consulado saudita en Estambul, rodeado de un equipo de rodaje formado por una decena de personas.