El trío más molón de la comedia actual aterrizó por sorpresa en Netflix con un espectacular álbum conceptual centrado en la decadencia y resurrección de dos leyendas negras del deporte estadounidense por antonomasia. Y es tan desternillante como cabría imaginar.

José, Mark y kimonos de seda

[embedded content]

Que The Lonely Island están muy por encima de la gran mayoría de cómicos del momento está fuera de toda duda. ‘The Lonely Island Presents: The Unauthorized Bash Brothers Experience‘ es mucho más que un trabajo conceptual. La historia de José Canseco y Mark McGwire no es especialmente conocida en países donde el béisbol no es práctica habitual, algo que a priori puede resultar un lastre más o menos insalvable para los abonados a la plataforma a este lado del mundo.

The Lonely Island, los tres californianos que se convirtieron en reyes de la comedia norteamericana

En realidad nada de eso importa, porque ‘The Unauthorized Bash Brothers Experience’ es un videoclip en formato cortometraje, donde en apenas media hora deambulamos dando bandazos por la imaginería TLI al servicio de dos manchas históricas del deporte norteamericano. Para ello, Andy Samberg y Akiva Schaffer, con la presencia testimonial de Jorma Taccone, se meten en la piel de los dos jugadores de los ochenta. En la piel, y también en la cabeza.

Lonely Island Bash Brothers

Lonely Island Bash Brothers

No resulta sencillo valorar un trabajo así, como tampoco lo es recomendarlo. Para disfrutar de algo como esto es necesario estar al corriente del estilo musical de The Lonely Island, de su sentido del humor y de algunas voces importantes del pop actual, como Sia o Haim. Además de eso, tener en cuenta la facilidad de Samberg para adentrarse en el lado oscuro del deporte, como hizo en los especiales de HBO ‘Siete días infernales’ o ‘Ruta adulterada (Pharmacy Road)’, donde el tenis y el ciclismo no salieron bien parados.

Leyendas del deporte y del rap

Como siempre, el resultado es pura brujería musical absurda, imaginativa y con bastante más agresividad de la habitual en su sonido. Lo grotesco campa a sus anchas, con Sterling K. Brown, la estrella de ‘This Is Us‘, ofreciendo su mejor versión Sia en el fastuoso ‘Oakland Nights’, una balada marca de la casa llena de chistes guarros.

[embedded content]

Si algo bueno tienen los trabajos de The Lonely Island es que son doblemente placenteros. Primero tienes el “poema visual”, con subtítulos e imágenes en movimiento a todo color para pillar los chistes, y ya luego el disco en tu plataforma musical preferida. Este valor doble de cada uno de sus obras es algo que artistas como Adam Sandler o Flight of the Conchords han aplicado de manera magistral en sus últimos espectáculos.

Temazos melódicos como ‘Focus on the Game’ o capaces de hacerte mover el culo como ‘IHOP Parking Lot’, con la inestimable colaboración de Maya Rudolph (y las Haim), o Jose & Mark son ideales para una sesión de gimnasio y complementan ese repertorio increíble que los chicos llevan cultivando desde un primer disco que ya acaba de cumplir diez primaveras.